viernes, 16 de julio de 2010

“Proyecto Wedding”

O la prohibición del matrimonio heterosexual 
bla bla bla

Ayer fue una gran día para la historia argentina. Se aprobó el derecho al matrimonio gay y todo fue una fiesta. No sólo para la comunidad homosexual y lesbiana, sino para las generaciones más jóvenes que crecimos en democracia. Sí, sin duda, somos los jóvenes los que más valoramos la plenitud de los derechos civiles y los que también festejamos en nuestros facebooks y twitters la aprobación de esta ley de igualdad.

Pero, más allá de mi agrado con la noticia, me llamó la atención un hecho. Una paradoja interesante desde el punto de vista social. Los mismos jóvenes heterosexuales, que salimos a festejar la aprobación de este derecho civil, somos también a los que tanto nos cuesta dar el sí. 

Es pertubador el nuevo mapa de las relaciones. Estamos en una época donde los proyectos “para toda la vida” nos suenan utópicos. Sin mencionar  que la palabra “matrimonio”  nos suele causar fobia, pánico y hasta stress. 

Entonces se me ocurrió la idea de un experimento sociológico. ¿Qué pasaría si prohibiéramos el matrimonio entre heterosexuales al menos por un tiempo para ver qué pasa? ¿Ocurriría lo mismo que sucede cuando a los nenes se les prohíbe el chocolate? 

Mi hipótesis es que de forma súbita todo el mundo se querría casar. Me imagino a las parejas escapándose juntas para vivir una gran historia de amor al estilo Romeo y Julieta. Tortolitos que huyen en busca de un lugar donde puedan firmar el bendito papel. Una isla caimanes para enamorados. 

Estoy segura que este proyecto sería auspiciado por los vendedores de vestidos de novias y fracs, los salones de fiestas, y los agentes de viajes con sus paquetes de luna de miel. Sus opositores más acérrimos serían las páginas de citas, los lugares de encuentros de solos y solas y, por supuesto, las madres castradoras que se quedarían sin nada que hacer. Porque ya se sabe que el hilo que separa la prohibición y el deseo es muy delgado. Tan finito como, para dar un ejemplo bien claro, el de la tanga de alguna de las chicas de Bailando por un sueño.

64 comentarios:

Paula, la malvada dijo...

Estoy media casamentera. ja

Anónimo dijo...

me alegra q el amor te este llegando a ese corazon malvado jajjaja

Max dijo...

En verdad los amigos gay no saben en la que se están metiendo. Me recuerda ese formidable aserto que reza: la principal causa de divorcios es el matrimonio.

Fran dijo...

Dos cosas Pau:

La primera feliz cumple, no me daba para firmarte el facebook asi que te saludo por acá.

La segunda, si haces buena letra el día que me case te invito (espero que a esa altura no te hayan dado bola y este prohibido el matrimonio aunque sería una excusa genial)

Mike P dijo...

estoy de acuerdo en lo que decis pau, la generación joven es la que más miedo tiene a lo que se refiere a un compromiso...o cuanto menos traza la division en la firma de un papel alegando que "no es necesario"...

yo soy partidario de que la firma de ese papel te salva de unos cuantos problemas, y además...si realmente hay un proyecto de vida junto a otra persona, ¿Por qué no vas a firmar un papel que lo confirme?

...(des)encontrada... dijo...

ayer pensaba algo parecido pero al revés...

Pensaba, para tranquilizar a los que temen al apocalíptico final de la familia y está aterrados por el futuro de sus hijos (como si la ley los obligara a hacerse homo)
Que lo prohibido es tentador y por lo tanto esta ley va a hacer que la homosexualidad, al estar permitida se vuelva algo más normal y por lo tanto... para algunos menos tentador! ¿No?

martin_mettica_joyas dijo...

Yo creo que el miedo al casamiento es hasta cierta edad. Cuando ya estás en pareja, trabajando, conviviendo, me parece que es el paso lógico. Además yo pienso más en el matrimonio como un seguro por si te separás. Porque si vivís toda la vida con alguien casarte o no es lo mismo. Me parece que el matrimonio te sirve para que en el momento en que uno elige armarse las valijas pueda llevarse sólo lo que le corresponde.

Saludos.

Andrea

Alejandroooo dijo...

Me parece interesante el concepto que planteás en el sentido de que

"somos los jóvenes los que más valoramos la plenitud de los derechos civiles"

Yo, que no soy ya tan joven, me doy cuenta de que los jóvenes de ahora tienen una visión bastante distorsionada de los derechos civiles.

Pero es interesante la reflexión que hacés en el sentido de que esto es una "fiesta" para las "generaciones más jóvenes que crecimos en democracia".

Efectivamente, las generaciones más jóvenes han crecido en esta democracia distorsionada que está vigente desde 1983 y eso los lleva a tener una visión también distorsionada de muchos valores. Es obvio que yo tengo una posición severamente crítica frente al proyecto que se ha aprobado pero me parecen interesantes tus consideraciones porque creo que reflejan la confusión conceptual en la que estamos inmersos...

Paula, la malvada dijo...

ja, vieron como saqué opiniones diversas sobre el tema. ja

Para mí, los que quieran firmar que firmen. Y los que no, no.

Simple.

Anónimo, los malvados tenemos nuestros corazoncitos. ja

Max, parece un chiste de stand up tu comentario.

Fran, más vale que me invites.

Mike P, siempre animándose.

Andrea, ¿Cómo estás tanto tiempo?
No había pensado en eso. Pero habría que empezar a armar una estadística.

Ale, besosss

Capitana del Espacio dijo...

Años diciendo que no me pensaba casar nunca, y ahora que no quieren, yo quiero. Puro capricho, tu teoría tendría éxito, queremos todo lo que no podemos tener ;)


Feliz cumple :)

martin_mettica_joyas dijo...

Yo creo que lo hace a propósito. Se sienta en la computadora a leer la entrada. Va a la cocina, se sirve un café. Vuelve. Se pone a pensar: "Cuál es la crítica MÁS boluda que puedo hacer?". Porque no es que el tipo quiera hacer una crítica constructiva o generar un debate copado. Él quiere hacer la crítica más idiota posible.
Lo que me maravilla es que casi siempre lo logra.
Felicitaciones Ale!

Paula, la malvada dijo...

Capi, ¿viste? ¿vos firmarías mi proyecto de ley? ja

Paula, la malvada dijo...

Andrea, no hagamos de esto algo grande. ¿Este es un blog para hablar de qué es la democracia? Noooo. Es un blog para hablar de cosas poco importantes, como el amor, el sexo, las relaciones del SXXI. Nada más. jaja

Lih Frenzy♥ dijo...

Me fasina tu blog, tantos temas interesantes me ligan a seguirte leyendo. Te dejo un beso y un abrazo.
Tu lectora de ahora en adelante :)

Lih

Paula, la malvada dijo...

Gracias, Lih

Gaucho dijo...

Creo que lo que se festeja es que se pueda elegir todos de las mismas opciones. Ahora no por ser homosexual tenes menos opciones legales para lo social que un heterosexual.

Si el matrimonio (y no me refiero solo al papel) es bueno/malo es cuestión de cada pareja que acepta comprometerse a eso.

Yo ni siquiera tuve novia "oficial" en mis 27 años, no porque no me guste el compromiso sino todo lo contrario. Le doy mucha importancia y no encontré alguna mujer que (ademas que me resulte agradable) lo vea con la seriedad que le doy yo.
El estar con la misma pareja "para toda la vida" no me suena para nada útopico salvo que la medicina encuentra alguna forma de alargar a 500 años o más nuestra existencia. Si encuentro sin embargo cuasi útopico quedar enamorado (tal como lo consideran mis compañías pasajeras que tuve hasta el momento) "toda la vida" de la misma persona. Va a haber momentos que no, momentos que si, momentos que te vas a enamorar de x persona que pasa por ahi. Estar en compromiso de pareja significa ir mas alla de lo que te pase. Como todo compromiso, se cumple y listo. Si empezas a tratar para el traste al otro, lo engañas, etc, dejas de cumplir ese compromismo que asumiste.

Lo de prohibir algo para hacerlo mas apacible nunca me cerró. A mi no me pasa al menos.

Salutes


PD: Ale, me interesaría saber como es distorsionada la visión de los derechos humanos la de los jóvenes y no la tuya.

Paula, la malvada dijo...

Gaucho, yo pude estar enamorada de la misma persona toda mi vida. Pero él no quiso.

Alejandroooo dijo...

Gaucho, te agradezco la pregunta por el tono en que me la planteás. En un ratito, cuando tenga unos minutos (ahora tengo que salir) te contesto. Me dolió el comentario de Andrea porque puede ser que yo esté equivocado pero lo que dije es lo que sinceramente pienso y creo que, aunque más no sea por respeto al disenso, no me merecía un comentario tan descalificatorio como ese, más aún de una persona que equipara el matrimonio (es decir, el amor, los hijos, el compañerismo, los proyectos en común, todas esa estupideces) con una póliza de seguros. Pero bueno, cada uno piensa como quiere y yo lo respeto, aún de parte de la gente que no me respeta a mí...

martin_mettica_joyas dijo...

Pau: tenés razón. Tampoco es que quiero generar la discusión de la semana, pero hay ciertos comentarios que no puedo evitar contestarlos.
Por ejemplo: decir que el matrimonio incluye a "el amor, los hijos, el compañerismo, los proyectos en común" no es del siglo XIV???
Se puede tener amor, hijos, compañerismo y proyectos en común sin matrimonio. Para mí al menos el matrimonio no es eso. El matrimonio es un contrato legal, un trámite, que hace que frente a la sociedad vos y tu pareja se conviertan en socios.
El amor, los hijos y los proyectos no tienen nada que ver con el registro civil.
Y para Alejandro específicamente: una persona que dice que "las generaciones más jóvenes han crecido en esta democracia distorsionada que está vigente desde 1983" seguramente que no merece mi respeto. Cuál es la democracia no distorsiada??? Cuándo la mujer no podía votar??? Cuándo votaban los muertos??? Cuándo el peronismo estaba proscripto???
Perdoname Pau, yo sé que no es el objetivo del blog, pero hay comentarios que no deberían ser gratuitos.
Andrea

Gaucho dijo...

Paula, te envidio. Yo fuera de los primeros meses luego encuentro mas tedio que enamoramiento en cuanto a lo meramente sentimental. Pero lo acepto conscientemente que seria así una relación con compromiso. Yo sinceramente no lo creo 100% a quien me diga que va estar enamorada de mi por siempre sin altos y bajos. Aunque si me es agradable le acepto el matrimonio (con o sin papeles) con que me diga que se compromete a tratarme bien (no mal sobretodo :P), no cagarme y formar una flia conmigo.

Ale, siempre vas a pensar como queres. Lo de respetarte también cualquier persona sensata lo va a hacer. Mientras no sea un pensamiento con intención de lastimar/coartar la libertad de otro.

No te voy a mentir, me da asco ver dos hombres besándose (ojo tmb alguans parejas hetero q en el medio de una cena de amigos se morfan las amigdalas), pero no porque no me guste van a tener prohibido hacerlo ya que no me hace un daño directo. Prefiero una familia hombre/mujer/hijos cristianos, pero no por simple gusto mio le voy a prohibir a homosexuales/musulmanes/mormones armar sus familias mientras sea de una manera sana.
Si por ejemplo creo que se debe prohibir fumar en cualquier lugar público ya que me hace un daño directo. O ir en contra si una de esas familias se basa en que si el hijo no te sale de tal color de pelo sacrificarlo.
No se si me explico. Algunos me critican que le doy demasiada importancia a los hechos y poco al sentimiento interno de c/u. Yo lo tomo como un elogio ya que creo que es una forma de superarse en su acción al otro (o inacción si lo que te dan son ganas de matar a alguien :P)

Paula, la malvada dijo...

Ayer hablaba con una amiga mía que se caso y lo que le decia es que para mí todos los fundamentalismos son erróneos. La tolerancia es la clave.

No seamos fundamentalistas de la vida de solteros, ni de la vida de parejas. ¿Es tan díficil vivir y dejar vivir a los demás de la manera que se elija?

Kari dijo...

Lindo post. Buenos augurios en este retorno.

Fernando Drigo dijo...

Justamente, "historias de amor intenso como Romeo & Julieta", ¿Y cómo termina Romeo & Julieta?: ¡En tragedia!
El "vivieron felices para siempre" es utópico. Si vivieras para siempre, terminarías por aburrirte de la vida. Si no, ¿podríamos imaginar una pareja de cuento de hadas llegando a la vejez? El príncipe azul usando el cinturón hasta el cuello, puteando porque los jóvenes son mal hablados. La princesa, anciana y de senos caídos, quejándose de que la jubilación es una cagada, y de que el tinte dura cada vez menos en sus canosos cabellos.
No, no me lo imagino. O más bien sí, pero atenta contra la magia propia de la fantasía.

En realidad, una vez que pasa la etapa de enamoramiento, luego todo tiende a calmarse.
Si buscamos parejas de ancianos en las cuales vivan el amor así como en su mejor momento, seguramente encontraremos algunas, pero muy pocas. Lo que nunca sabremos es si eso lo lograron por haber encontrado a la persona justa, o si fue solo por sus respectivas personalidades románticas. ¿Será posible para nosotros encontrar un amor eterno? Queremos creer que sí, pero no podemos vivir ilusa ni desesperadamente, convenciéndonos de que cualquier novia/o es el/la ideal.

Es verdad que el ser humano desea lo que no tiene, porque lo que sí tiene... ¡aburre! Imaginemos el juguete de nuestra niñez, o la mujer de nuestra adolescencia, lo real es que cuando carecemos de ello, sentimos que de tenerlo, estaríamos completos. Pero si luego realmente lo conseguimos, con el tiempo pierde encanto. Hasta terminar abandonado en un viejo rincón de la casa. Y llega el momento en miramos a dicho juguete (o mujer) con nostalgia, sabiendo cuanto significó para nosotros en su momento, pero que hoy no nos interesa. Si lo guardamos es solo por valorar el recuerdo.

Como dijeron algunos, las cosas cambian acorde a las circunstancias de vida. Siendo jóvenes llenos de energía, buscamos el amor perfecto. Pero con el tiempo cambiamos, aprendemos, y sabemos que sobre la mesa hay menos oportunidades de las que creíamos alguna vez. Cada día tenemos menos amistades, y entonces es normal conformarse. Casarse con alguien que está lejos de ser ideal, pero que al menos presenta una buena y cálida compañía. El hombre lo acepta por encontrar alguien que soporte todas sus desdichas. La mujer lo acepta, porque ante la ausencia del amor ideal, se conforma con el amor materno (que no es poca cosa).

Por todo ello, creo que el hecho de poder casarnos o no, solo representa un pequeño detalle en este asunto. “La punta del iceberg” le diría.
Tu experimento lograría que muchos quisieran casarse, y tal vez lo harían clandestinamente. Pero… ¿Cuánto durará esa unión? Más que cualquier otra seguro que no. Menos quizás, ya que mucha de las parejas que hoy se casan, no se divorcian por miedo, por el “qué dirán”.

En fin, me alegra lo del matrimonio igualitario, y creo que mucho más alegra que se haya vuelto a vencer el pensamiento católico ortodoxo (Aunque claro, los homofóbicos seguirán siendo homofóbicos por más ley que exista, pero al menos se ajustició la causa). La Iglesia, por conveniencia y cortesía, debió reivindicarse en muchas cosas en estos últimos dos siglos. Pero aún faltan.

Creo que mis palabras suenan realmente decepcionantes, pero una vez que se lo acepta y se lo digiere, es entonces que comienza a vislumbrarse una tenue esperanza que pudiera crecer tanto como la voluntad de uno. Todo es trágico y tiende al caos, pero soy optimista. Tengo fe en encontrar a mi mujer ideal (perfecta por, yo, valorar sus imperfecciones)
:)

Fernando Drigo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fernando Drigo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fernando Drigo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fernando Drigo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LaGranDiosa dijo...

Y apareciste tuuu!
(feliz cumple de nuevo)
Totalmete, coincido en un punto. Uno desea lo que no tiene porq es inalcanzable, prohibido...y cuando lo tiene, chau! Se vuelve ordinario, cotidiano, fácil, pasado de moda, aburrido, o hasta cliché.
¿Pasará eso con el casamiento gay?
O acaso los heterosexuales debamos aprender del amor valiente y verdadero que sienten ellos?

solo buenas intenciones dijo...

creo que es el miedo al fracaso lo que tiene neustra genración que le impide el compromiso para toda la vida...
es mejor hacer planes a corto plazo que podamos manejar...
Un Beso!!

Natalia Alabel dijo...

A mí lo que me preocupó un poco de todo esto fue justamente ver tanta gente joven en contra del matrimonio gay. Habían muchos jóvenes en la marcha convocada por la Iglesia... porque, que una vieja forra como Mirtha diga barbaridades, bueh, vaya y pase. Pero escuchar chicas de mi edad (26) hablando de "esa barbaridad del gaymonio" sí me asusta.

Filadelfia dijo...

Hey, revivió tu blog!

El Dc Felipe y YO dijo...

no te la quiero bajonear paula, pero no creo q la falta de compromiso tenga q ver con una cuestion de prohibiciones...

es cierto que bajo la tasa de casamiento entre los jovenes, que hay muchas parejas q se casan y no duran mas de 5 años, pero segun mi manera de ver las cosas se da por dos motivos principales:

La "publicidad" y la cultura del gato barato q abunda en los medios;
y la falta de una vision de futuro claro!!
A vos te parece que alguien se puede embarcar en la enorme travesia que implica formar una familia, sin tener un lugar donde vivir o peor aun sin tener una estabilidad laboral....

Para mi el romanticismo murio en el siglo XVII y murio sin remedio!!!

Solchu J. dijo...

DIOS COMO TE EXTRAÑÁBAMOS PAULA!
Y si, seria lindo vivir esas historias de amor en donde se escapa de la Ley y se vive feliz para siempre...

a millas de la nebulosa dijo...

esta EXCELENTEE la noticia
me agrda tanto que gente hetero apoye de esta manera a la comunidad gay :)

un saludo para ti, esta re bueno tu blog!

naka dijo...

Malvada como siempre. Yo no me quiero casar, quiero solo historias de amor (aunque dure toda la eternidad).
Bueno, en realidad no es que no me casaria sino que no tendria una casamiento increible... prefiero boda chica y gran luna de miel.

Igual ahora que se empiezan a aceptar matrimonios gays si alguien se casaba porque estaba prohibido ahora les va a caer la ficha de que no es tan lindo (?)

En fin, es la tipica discusion entre la fina linea que separa la prohibicion y el deseo... puro capricho humano.

Saludos y abrazos, se la extraba muchisimo. Volverá o solo nos ilusionaba un poco?

Pable dijo...

Srta Malita: ¿Volvió o es solo un bello espejismo?

Si, claro que se la extrañaba. Feliz cumpleaños.

Un no beso sin retorno.

Pable

SoLciTo* dijo...

Te extrañanamos Pauiliiiiiiiiiiiii

¿Lesbiana? dijo...

El tema del matrimonio igualitario no tiene que ver con lo prohibido sino con el derecho a elegir y con la gradual aceptación de algo que de por sí sucede, nada más que no lo apelaba la ley.

Yo no me quiero casar, ni con un hombre ni con una mujer, pero me encantaría que cuando una pareja homosexual camina por la calle, no la señalen, no la juzguen ni le tapen los ojos a sus hijos. Después de todo el matrimonio no es más que un papel que sirve para dominar. Y yo elijo que no me dominen.

LaEsenciA De DulcineaMalvada dijo...

Muy bueno Paula!

Yo creo que ya no es el hecho de casarse, si no tener los mismos derechos que los heterosexuales porq son personas igualmente.

Un besazo

verelogia dijo...

Me alegra que las personas mismas puedan decidir su destino, y no las instituciones ni gobiernos de turno... Y me carga la gente que se opone a esta ley, pues si no quieren, que no se casen con un gay pero ¡¿Qué les importa si no?!

Majito dijo...

Justo cuando necesirtaba algo interesante que leer, encuentro que habilitaste de nuevo el blog (hace tiempo no entraba)...
voy a salir un poco del tema nada mas que para decirte que me Fascina la nota cómica y sarcástica que le pones a tus posts...
Congrats...

Psicologa con problemas dijo...

yo quisiera que a lso jueces les prohíban firmar el divorcio, a ver si se ponen las pilas y de contreros nomas, rubrican!

TucuMala

Lagarto dijo...

VOLVISTE?

O ES LA MEJORA ENTES DE LA MUERTE??

SE TE EXTRAÑABA PAU

♥♥♥

:D

Paula, la malvada dijo...

Gracias a todos por seguir al pie del cañón. Los quieroooo

Ann Lee dijo...

muy a favor del proyecto Pau... en lugar de legalizar el matrimonio gay, hubieran prohibido el matrimonio (hetero o de lo que sea)

Monstruo dijo...

A mi no me parece una paradoja eso de "los heterosexuales festejan el matrimonio gay pero a ellos les cuesta dar es si", me parece que el tema pasa por otro lado. A mi le matrimonio me chupa un huvo, ya sea homosexual o heterosexual, lo que yo festejé fue el vivir en un país en el que los derechos de las personas no son limitados por su condición sexual.
Me chupa que se casen y sean felices o se casen y se divorcien a los dos años porque no se soporta. Pero me parece importante que tengan la opción de hacerlo.

Saludos.-

deMónicamente dijo...

pau:
es la primera vez que paso por tu espacio.
me gusta tu BLOG.
voy a seguirte!!!
te invito a pasar por el mío, cuando puedas

kissessss

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

en el siglo 19, en inglaterra no te podias casar sin el permiso de tus padres, pero en escocia si eran mayor de 14 años sí podías. Había una capilla en el límite y muchos de mis ancestros, las jennifers I, II,III,IV,V se casaron ahí. En la misma capilla tenían la habitación para consumar el amor. Capilla + telo 2x1.

Volvamos a escaparnos para casarnos a escondidas!

euge dijo...

Puede ser más verdad esto?!
TREMENNDO!
Paaau, qué lindo que volviste, se te extrañaba chee.. ¿será que te agarró algún casamentero, y ya no contás más historias, estás viviendo la tuya?
Paaasanos aunque sea un chismecín cada tanto, viste jajaja
Besos enormes!

Curvitas dijo...

Hola, hola

Es una noticia excelente. En España hace años que entró en vigor la ley y ha sido todo un acierto. Me pareció muy original lo de prohibir el matrimonio heterosexual, aunque yo prohibiría las prohibiciones, jajaja.

Un besote,
Curvy

S. D dijo...

Totalmente de acuerdo, siendo partícipe de la comunidad jovial, tambien considero utópico el hecho del famoso "Vivieron felices por siempre" en esta época,ya que mis viejos siguen casados, y fui fruto de un matrimonio feliz.
ÉXITOS PAULA. EXCELENTE BLOG. ESPERO TU PRÓXIMA ENTRADA.

teparatres dijo...

Paula,malvada,amiga hasta te podria decir mira!No puedo creer que me identifique con cada post que haces por favor! JAJA me encanta tu blog,lo encontre y lo lei en menos de tres dias, me lo debore.ME ENCANTO!y siento que te conozco mucho ademas,como a vos me encanta escrbir y es lo que mejor me sale para expresar lo que siento.GRACIAS PAU!

Polanesa dijo...

Jajaj, yo creo que puede que tengas mucha razón. Muchísima tal vez.

De todas formas, yo por el momento, sigo firme en mi decisión de no casarme. No quiere decir que no vaya a cambiar de opinión alguna vez, pero el matrimonio me resulta sólo un acuerdo económico "por si acaso". Para cuando nos divorciemos... para cuando uno se muera... bla bla. Un acuerdo económico y nada más. Claro que llegado el punto, es algo importante. Pero no le veo otro valor más que por ese lado.
El casamiento por iglesia tampoco me llama mucho la atención, porque no soy católica. Así que...

Claro que esta opinión va más allá del casamiento gay, cosa que -creo yo- no debería ni discutirse. Es simplemente una cuestión de "humanizar los derechos" y volverlos reales, verdaderamente universales. Sino, no serían derechos. Serían privilegios para algunos nomás.

Eagle dijo...

Haaaaa!!!!! Yo si me quiero casar!!!!

jeje pero no ahorita... = P ...

esperemos si la vida no me cambia de opinion... pero no podemos negarlo... todos hemos pensado en hijos... nietos... 2 ancianos... las mismas tumbas... es solo que nuestro pensamiento fue "YO Y PERSONA X" pero si no es PERSONA X... preferimos decir NADIE MAS...

buen blog... espero tu respuesta en mi correo solovivo2.0@hotmail.com o en mi blog
www.kolmogoreagle.blogspot.com

SALUDOS DESDE MEXICO

Fabricando un chino dijo...

"FABRICANDO UN CHINO TE HA VISITADO.... COMO EL DOCTOR SOKOLISKY VISITABA A MONICA GUIDO POR LAS NOCHES... SI NOS ESCUCHAS EL VIERNES, MUCHO MEJOR"

http://www.radiolk.com.ar
TODOS LOS VIERNES DE TU VIDA A LAS 22 HRS.

La rubia tarada dijo...

Mmmm... yo estoy en contra del matrimonio y a favor del homosexual. Qué sagaz soy, no? (?)

Un beso, Pau!

La Maga dijo...

Muchas veces en la prohibición esta el gusto...
Paula, vuelve! se te extraña! Saludos :)

naty dijo...

hola paula soy nueva y estuve leyendo todos tus post, son geniales! y pienso que tu primer beso se merece un post (creo que no hay uno), me encantaria leer ese relato. todas las historias son reales?
besossssss
nati

INTERsexCIONES dijo...

Soy de las que piensan, que las bodas es un negocio de los que no hay.

Habrían tantas manifestaciones de aghencias de viajes, tiendas de novias, hasta en las iglesias...

Y no creo que la gente optaría por casarse más.

masqueunacabra dijo...

OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOH YEEEEEEEEEEEEEEEEEEEA

AMO ESTE BLOG

Alfonsina dijo...

totalmente, la paradoja está en que quines se escandalizan tb por el matrimonio igualitario son quienes se divorciaron, o no creen casarse nunca, sin embargo la exclusividad heterosexual prima ajaj

Anilorak dijo...

A veces pienso... los gays para que se piensa que se invento el divorcio?? tantas ganas de dar el si tienen!!!!!!! por lo pronto solo puedo ir a tirarles arroz a la puerta del registro civil y ver si puedo cazar algun ramo...

PensamientosdeTresAmigas dijo...

pues bueno, una buena forma de decir algo sobre el matromonio gay en estos momento de mi vida nose si estare de acuerdo con el o no, pero la palabra matrimonio es algo fuete que existes porque alguien se le ocurrio hacerla y la gente le tiene miedo a vivir un largo periodo de su vida con la misma persona, los gay son diferentes pero espero que sean conciente con la decicion pues ya de por si los heterosexuales se divorcia para que los gay hagan los mismo no veo la diferencia entre vivir con un papel a vivir juntos sin eso, por cierto pau me gusta tu blog

Polanesa dijo...

La cuestión no es vivir juntos con un papel de por medio o sin él. El tema son los derechos que tiene cada persona por el mero hecho de ser persona.
No se trata sólo de "formalizar" una relación, sino de tener derecho a heredar, a compartir una pensión u obra social, a obtener una ciudadanía (en caso de que sean de diferentes países), a formar una familia y también a todos los reclamos que resultan de un divorcio.
Es estúpído a esta altura que no todas las personas puedan gozar de igualdad ante la ley sólo por diferencias sexuales.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin
Safe Creative #0903300152342