domingo, 18 de septiembre de 2016

¿Les pasó enamorarse de desastre?

bla bla bla



Cuando nos separamos me prometí no escribir
que extrañaba tus ojos de reptil
tu pelo opaco
tu aliento depresivo
porque, ante todo, hay que cuidar la imagen.
Cuando nos separamos me prometí
no pensar más en vos como el hombre más brillante de la tierra.
Verte tal cual eras.
Apenas un triste tipo
que hablaba más de tres veces por día con su madre.
Cuando nos separamos dejé de escribir
para cuidar la imagen.
No hay que extrañar a alguien con un buzo de polar y medias con agujeros.
Ahora que ya no quiero atravesar la interminable montaña de ropa sucia
que apilás al costado de la cama
para abrazarte
escribo.
Tampoco ya me interesa cuidar la imagen.

jueves, 23 de junio de 2016

¡Viva la queja! 13 frases para recordar lo mejor de la Tana Ferro

bla bla bla


  • Hay personajes que transcienden a las películas. La Tana Ferro es una de esos casos. Dedicale un rato de tu día para divertirte y quejarte con gusto junto a ella. Por frases como esta queremos tanto a la Tana Ferro.

  • 1

    1.

    2

    2.

    3

    3.

    4

    4.

    5

    5.

    6

    6.

    7

    7.

    8

    8.

    9

    9.

    10

    10.

    11

    11.

    12

    12.

    13

    13.
    Si vos también detestás a los cagones, a los mediocres, y a los optimistas, seguro te sentiste identificado. ¿Qué otras frases de la Tana Ferro te quedaron para siempre en la cabeza?
Publicada originalmente acá: ElMeme.Me

martes, 21 de abril de 2015

Juancito Renacuajo

bla bla bla


Cuando era chica tenía un amigo que se llamaba Juancito. Salíamos a juntar renacuajos en frascos de vidrios por las zanjas de barrio.  Era nuestra diversión.
Un día, Juancito, puso su mirada de Sherlock Holmes y me señaló un charco:
- Cuando las ranas hacen ese ruido es porque va a llover.
Yo me mordí el labio inferior, en claro signo de desconfianza.
- Sos un mentiroso. Le voy a preguntar a mi mamá.
Pero llovió toda la noche nomás.

Fue la primera vez que un hombre me sedujo por su inteligencia.

miércoles, 30 de mayo de 2012

Príncipes de la neurosis

Olvidate del príncipe azul porque no existe
bla bla bla




El otro día vi una charla de la guionista de "Cuando Harry conoció a Sally", Norah Ephron, y hablaba de las relaciones en el último siglo. Tanto ella, como el director de la película, coincidieron en algo: si la historia de Sally y Harry hubiera pasado en la vida real no hubieran terminado juntos. ¿Por qué? Es muy interesante escuchar la teoría que paso a compartir.


En las historias de amor de antes siempre había un oponente real. En Romeo y Julieta, por ejemplo, los antagonistas eran las familias de cada uno. Los amantes eran separados por razones externas. Resulta que en la actualidad la mayoría de las historias de amor ya no tienen oponentes reales sino internos: ellos no quieren comprometerse. Bienvenidos al mundo de la neurosis masculina.


Mi amiga Florencia se acaba de separar de su novio con el que tenía pensado irse a vivir dentro de los próximos meses. Alejandra, una compañera de la facu, se acaba de ir de la casa que compartía con su pareja porque le encontró unos mensajes de texto comprometedores. Las dos coinciden en algo. Cada vez que la relación les pide un poco más pasa lo siguiente: ellos se borran. Me pregunto: ¿Qué está pasando con los hombres? ¿Dónde están los príncipes que nos prometieron? La respuesta es sencilla. No existen.


Las tragedias de antes eran tragedias verdaderas. Las de ahora son solo pequeñas tragedias: mujeres que la siguen remando, ellos que paran el bote para tomar sol. Nuestra única esperanza es que se animen al diván.


Así que la próxima vez que un hombre te diga histérica ya sabés que contestarle: "callate, neurótico".




lunes, 6 de febrero de 2012

Juana La Loca y Felipe El Hermoso

Justicia histórica
bla bla bla


Felipe ¿el Hermoso? Ummm
Pido a los revisionistas históricos que de una vez por todas le saquen a la pobre Juana la pesada carga de la locura. 

Esta historia se repite. Desde que Eva lo único que hizo fue probar una manzana, siempre son las mujeres las que escuchan voces, hablan con serpientes, son hechizeras, chusmas, mentirosas, malas amigas, o unas  increíbles putas. 

No, señores. No es así.

Lo único malo que hizo Juana fue la de enamorarse de la persona equivocada. A quién no le pasó que tire la primera piedra. 

Es más, yo sospecho que a Felipe le decían el feo, pero al ver a Juana, esa mujer poderosa, bella e inteligente, morirse de amor y de los celos por él, con una pasión tan desbordada, le pusieron El Hermoso.

Y él, lo más campante, se lo creyó. Y de eso sí tuvo la culpa Juana. 

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin
Safe Creative #0903300152342