miércoles, 3 de noviembre de 2010

Amor a primera vista

O los peligros de la Alta Confección 
bla bla bla


Hoy me enamoré. En la hora del almuerzo me escapé del trabajo, estaba caminando por la calle y entonces lo vi. Me guinó un ojo y me dijo que me estaba esperando. ¡Era el vestido más hermoso que jamás imaginé! Entré a la tienda, me lo probé. Créanme, chicas. ¡Decía “Llevame” en la etiqueta! A este hallazgo, yo lo compararía al placer de comerse un chocolate pero sin calorías. Y otra vez a pasar la tarjeta de crédito. 

Este suceso me llenó de preguntas. ¿Por qué será que hoy en día me cuesta tanto enamorarme y es tan sencillo que me derrita por un vestido?

Estamos ante los peligros de la alta confección. Buscamos a alguien que esté diseñado para nosotras. Que tenga la forma de nuestros brazos y de nuestros labios, el molde de nuestros cuerpos. La horma de nuestros zapatos. ¿Pero no es demasiado?

Cada vez nos cuesta más encontrar una pareja sin probarla primero. Si hay algo pequeño que no nos gusta, la dejamos de nuevo en la repisa para que venga otra y se lo pruebe. Peor si la que viene después encuentra en lo que vos descartaste justo lo que buscaba. ¡Resulta que ahora lo querés! Decidite nena. 

Pero quizá la cosa no sea renunciar a todo si te queda un talle más grande, o un talle más chico. Tal vez haya que agarrar hilo y aguja, y enhebrar con cuidado para no pincharte los dedos. Ya no somos más esas mujeres que cocemos, bordamos y planchamos. ¿Pero ellos siguen siendo el típico macho proveedor? ¿Y si jugamos a vestirnos para después desvestirnos? 

La moda no es efímera, solo cambia cada temporada, se adapta y se reinventa. Tal vez con el amor suceda algo parecido. Yo quiero un amor primavera-verano pero que también sea otoño-invierno. ¿Qué dicen? ¿Algún día seré volveré a ser una victima del amor como lo soy de la moda?




 ***
 

Visitá en www.skip.com.ar y conocé las historias de cientos de prendas.

Los hallazgos inesperados.
Las que ya son una herencia de familia y pasan de generación en generación, de madre a hija, de abuela a nieta.
Las que son la vedette del guardarropa, portadora de un glamour especial que te hace brillar.
Aquellas que son imposibles de usar pero se siguen queriendo como el primer día.
Esas prendas que te prestaron y no pudiste devolver y las que no prestarías nunca por miedo a perderlas.
Las únicas e irrepetibles.
Las que te acompañan siempre.

Compartí el valor de tu guardaropa, contá tu propia historia, y podés ganar entradas para la obra "Amor, Dolor y qué me pongo" en el Teatro Tabarís.

47 comentarios:

Paula, la malvada dijo...

Volví con muchas preguntas y un vestido nuevo. jeje

Paula, la malvada dijo...

Otra cosa que nada que ver. Me re gustó la propuesta de Skip. La verdad que cada prenda tiene una historia. Además se pueden ganar entradas para Amor, dolor y qué me pongo, que me muero de verla, me dijeron que es una obra hermosa. A veces hay propuestas interesantes en la publicidad. ¿No?


Un besote, chicas. Las extrañaba.

(Y a Ale, Pable, Max, Juampa, Fernando, Fran, en fin, el staff masculino de siempre)

ale dijo...

Ni te digo cuando comprás una pilcha y a la primera destiñe, encoge o le encontrás una costura mal hecha.
No es de mala onda que lo digo... es de realista nomás.

Mónica Prelooker dijo...

Creo q a todos nos pasa lo mismo, hombres y mujeres, y no sólo con el amor, aunque sí principalmente con las relaciones humanas en general. Tiempos que corren, de amores breves y recuerdos descartables...

Fernando Drigo dijo...

O sea que... ¿Los hombres vendríamos a ser una clase de accesorio para la mujer?
¡Me resisto completamente a aceptar ese concepto! Pero de no quedar opción, pido ser las bragas.

Pable dijo...

Srta Malita: Que lindo que haya vuelto a escribir. (Y mucho más curiosa que antes)

Creo que lo que abunda es el miedo a sufrir y el temor a comprometerse. Nos hicieron creer que el mundo y todo lo que hay en él, es descartable y desechable (Uselo y tírelo) ¿Y si intentamos demostrar que no es tan así?

Gracias a usted por volver.

Beso de mitad de semana.
Pable

Paula, la malvada dijo...

Ale, una reflexión tremenda la tuya.

Mónica, es cierto. ¿Pero por qué? ¿Cuándo nos pusimos de acuerdo en algo tan triste?

Fer, ¡se dice bombacha!

Pable, de nada. Dicen que la curiosidad mató al gato.

Solchu J. dijo...

Y que pasa cuando crees que la prenda es perfecta, la compras de una y cuando llegas a casa y te la probas decis: "Por que me compre esto?"

Y te dan ganas de devolverlo, pero ya es tarde...

Afrodita dijo...

A los hombres hay que ponerles un poco de voluntad, como hacemos cuando compramos algo que necesita unas puntadas más, una pincita o un dobladillo.

Touché dijo...

La pegaste en el ángulo esta vez niña.
Una cosita nomás: lo de dar puntadas y hacer hilvanes me sonó a "voy a hacer que cambie para que se ajuste a lo que yo soy"... Y ahí tengo que disentir. Es todo un tema hacer que el otro cambie, si hay amor pueden corregirse algunas cositas(como que las mangas te queden menos ajustadas), pero el cambio depende más del vestido que de la costurera.

También hay mucha gente que quiere usar la ropa que llevamos puesta, y una vez que nos despedimos de esa prenda, corren a probársela y es ahí cuando deja de interesarles. Quizás la miraron porque a nosotros nos quedaba bien, o porque la sabíamos lucir y con ellos no pasa lo mismo... ¿No?

Momento spamero: Te invito a mi blog

www.ushutas.com.ar

Alejandro Sala dijo...

Si un hombre escribiera un post como este ¡las cosas que no dirían del pobre tipo que haya osado arriesgarse así!

Que las mujeres no son un objeto, que es un machista, que de donde saliste, que así no son las relaciones... etc, etc etc...

Pero, claro, como la que escribe es una mujer, tiene libertad para decir todo esto y queda simpático...

¡Y después las mujeres se quejan!

Esto me hace acordar a una chica que en la playa venía y me tiraba arena dentro de la malla. Como lo hacía ella era gracioso pero si lo hubiera hecho yo, quedaba como un desubicado...

En fin, de todos modos, Paulita, me alegro de tu regreso y te mando un besito a tu medida, para que no te sientas incómoda...

Susanita. dijo...

espero que si pau (me lo digo para mi tambien)

AntOch dijo...

Me encanta la metáfora!
Y a mí me pasa exactamente lo mismo... ayer me enamore de más de 10 vestidos seguro y de ningún hombre!
aghhhhhhh

Tomas dijo...

no somos objetos ¬¬

ajajaja

un gusto leerla.

yop! dijo...

me agrego hace poquito a tus seguidores.... y ahora pues sin duda pasare seguidito por aqui...

Mi opinio hay dias que entro a la tienda y miro un vestidito y digo y bueno si me queda a la medida me lo llevo y otros dias en los que miro un vestido y si me encanto en la percha me lo llevo y en casa le doy las puntaditas que falten y asi mismo pasa...... hay momentos de la vida que esperas que el hombre que llega sea lo que buscas sin mas ni menos y otras que alguien te llego a cautivar tanto que no importa que tenga algunas cositas que no me agraden del todo en fin todos tenemos defectos y virtudes...

Saludos...
Te sigo...
Cuando quieras te espero por mi blog ;)

verelogia dijo...

oh! Me encantó la entrada. Efectivamente creo que algunas cosas las tomamos superficiales cuando no conocemos lo que hay detrás. Estoy completamente de acuerdo contigo, cuando nos decidimos por una prenda porque fue amor a primera vista, da lo mismo si le falta un botón o tenemos que hacerle unas pincitas, porque eso lo haremos con mucho cuidado, igual que al lavarla. Pero si requiere entrar a tijeretear o a pesar del cuidado en la lavadora se empieza a desteñir o estirar... ahí tendremos que aceptar que nos equivocamos con el producto... con la pena del alma se irá al tacho de la basura!

Desencantada dijo...

Si fuera tan fácil... creo que después de muchos tropezones sabemos exactamente lo que queremos y no podemos conformarnos con menos. Será por eso que nos cuesta más enamorarnos a medida que crecemos.

Sofía dijo...

me encanto!

Liz dijo...

odio mi guardaroopas. sera porque mi madre no entiende mi estilo y me compra camisas rosas y rosas ¬¬

sofía dijo...

¡Por favor un príncipe que no destiña en el primer lavado! (¿o ya no hay de esos?
Me encantó el post.

Natys! dijo...

Hay que desilución, yo venía a hablar mal de ellos y casi que me enamoré ja!
Lo de la ropa no te lo se responder por que no es mi fuerte, ahora lo del remiendo para nenes es seguro, por otro lado, sería importantisimo, tratar de remendarnos a nosotras mismas, digo!
Besos!

Lulu dijo...

A mí me paso hoy con una pollera, y es asi como llego a fin de mes sin un peso jaja. Tengo varios "amor a primera vista" de ese estilo y ultimamente muchos!! Espero cruzarme pronto con los del otro tipo, no? :)

Se la extraño Pau, aunque no deje mi huella seguido, siemple la leo!

Besote!

Paula, la malvada dijo...

Chicas, yo también. Estuve muy ocupada pero siempre me acuerdo de lo mucho que aprendí intercambiando bromas y pensamientos profundos por acá.

¡Perdón a los hombres que se sintieron tratados como un simple objeto! Un abrazo

Lola dijo...

yo creo q no existe ese hombre hecho a la medida, porq ya d por si somos todos diferente y muy complejos, creo q hay q adaptar las diferencias y respetarnos y ahi vamos a tener un hombre para todos los climas

naka dijo...

Mmm yo creo que habria que destacar la diferencia entre el enamoramiento y el amor a primera vista.
Ambos son formas de idealizacion pero el amor a primera vista se conforma principalmente de prejuicios, lo cual lo hace mas superficial. Los vestidos no tienen mas que una funcion estetica por lo cual importa lo que se ve y no hay necesidad de juzgar algo mas en el (ademas del talle, costura y precio). Pero mas alla de eso, practicamente todo lo que necesitas saber esta a tu alcance a diferencia de los hombres.

Yo creo que por eso es mas facil enarmorarse del vestido. Luego ocurre tambien que primero uno acepta el amor que llegue (y no siempre le va bien) y con el tiempo uno se va volviendo mas exigente al ir entendiendo lo que quiere y busca. El problema es cuando la exigencia juega en contra y uno quiere querer pero no encuentra victima. Uno se va a agarrando de todas las cosas malas Y es todo un circulo vicioso ya que siempre buscamos una forma de quejarnos... "son todas putas" "siempre te cagan"...
Y es simplemente porque el amor es una cosa dificil y no tiene reglas, pasa lo que pasa y punto.

No hay hombre perfecto sin embargo no tenes porque aceptar a cualquiera. No podes cambiar a ningun hombre, sin embargo podes darle segundas oportunidades pero nunca cambiaran mas que actitudes, en esencia las personas no cambian. Ah y en algunas partes sonas verdaderamente exigente jajaja pero supongo que es una etapa, ya volveras a hablar mal de los hombres.

Uh, comentario largo, disculpa. En fin, que andes bien!
Se la extraña

Fani! dijo...

Hola Paula jejeje eh no se pense que le daba seguir a tu blog y de en miebro disculpa!! Me encanta tu blog que fina eres segui el mio http://pequeogranmundo.blogspot.com/

Gab dijo...

Espero poder tener plata siempre para comprarme ropa. Y poder aprender a usar la máquina de coser de mi mamá, para esos amores que necesitan un retoque.

Berenice dijo...

jajajajajaj!! me encanto el comienzo!! jjajaja...
pero tienes mucha razon! si el vestido no nos keda... hagamoslo a la medida!!!
muy sabias palabras!
saludos!

Paula, la malvada dijo...

Naka, sí, soy exigente. Es una realidad. ja

Berenice, es un sabio consejo.

Eva Gómez dijo...

Me encanta tu blog. Buenas entradas, todas muy acertadas.

Guille Nuñez dijo...

Sentir que un cuerpo está hecho a medida exacta del otro a la hora de amar, es una sensación que para una gran mayoria es desconocida.

Lynn dijo...

Te extrañaba Paulaaa!
Sí, cuesta, mucho y encima lo que desecho no quiero ver que otra lo levante.
Qué hacemos?

Diego dijo...

Hay una dicotomía fulera y una metáfora peligrosa en tu planteo.

Por un lado, no está bueno conformarse con menos que los sueños. No está bueno decir "es lo que hay" y llevarse los saldos, porque son baratos, son accesibles y porque uno, también, está un poco desnudo, un poco solo. El chiste está en tener sueños realistas, que se adecúen a la realidad humana.

Mi mejor amiga sueña con un príncipe azul que tenga la facha de Brad Pitt, el cerebro de Albert Einstein y la billetera de Donald Trump. Creo que ya ha vuelto a ser virgen por cicatrización, porque -obviamente, con esas expectativas- está más sola que yo en el velorio de Kirchner.

A lo que voy es a que, como filosofía de vida, no hay que transar por menos. Pero, como "política comercial", hay que ajustarse a los hechos: el príncipe azul no existe, y si está azul, es porque está cianótico.

Hay una delgada línea entre ser realista y bajar las expectativas. Algunas chicas la encuentran más fácil con un vestido que con un tipo.

Finalmente, me pareció peligrosa la metáfora de "tomar hilo y aguja". Quiero decir: un compañero de viaje no es un vestido. Si te compraste un vestido que te queda grande, podés sacar el costurero y achicarlo. Pero no podés remendar a un chabón del talle equivocado. Tenés que aprender a bancártelo, en pos de todas esas otras cosas que hacen que ese tipo SÍ te cumpla el sueño ;)

Vasos y besos

D

Delirios de Muñekita CaT dijo...

Hola!! tu blog está excelente, genial jaja perfecto jaja hablemos mal de los hombres ;) me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes munekitacat@gmail.com

besos

Catherine

http://mateconamigas.blogspot.com dijo...

hOLA!!

GENIAL, ES ASI, NUNCA SE ME HABIA OCURRIDO PENSARLO DE ESTA FORMA, YO ESTOY EN ESTE TRANSE DE QUE NADA ME GUSTA Y AL IGUAL QUE VOS VEO UN LINDO PANTALON O UNA REMERA O EN SAQUITO Y SUSPIRO COMO UNA BOBA Y HACE AÑOS LUZ QUE NO TENGO LA MISMA REACCION CON UN FLACO, YO PIENSO QUE ME ESTOY VOLVIENDO MUYY FRIA Y QUE NO PUEDE QUERER, PERO A LO MEJOR LA IDEA ES REINVENTARSE Y NO BUSCAR UNO QUE NOS QUEDE PERFECTOS, SINO UNA QUE NOS QUEDE PARA TPDAS LAS TEMPORADAS AUNQUE SE DESILACHE UN POCO.

JUEVES!!

Yo dijo...

Milenio nuevo, la cosa se invierte... Nosotros nos sentimos objetos usados y ustedes son las malas que nos usan sin sentimientos.
Wow

Joana dijo...

Hola Paula...

Adoro tu blog, ojala y puedas leer el mio.

http://memoriasdeligues.blogspot.com/

Saludos.

Eres super

Psychic dijo...

extraño que escribas seguido

Anette dijo...

Muy bueno Paula!
Estaría bueno que además, los hombres trajeran la etiqueta que indique con que temperatura los tenemos que lavar, si se pueden o secar al sol y si toleran la lavandina sin perder el color.

Yo creo que el enamoramiento a primera vista existe, y es como vos lo describis, igual que comerse un chocolate enorme, pero sin calorías.
Lo mejor, es cuando ese enamoramiento que parecía efímero y "de temporada" se convierte en tu prenda de batalla, en ese vestidito negro que siempre te queda bien, y te acompaña toda la vida aunque engordes, envejezcas, te sientas fea o creas que ya no estaba hecho para vos!....

S dijo...

Pau!!!
volvi...(miamornoentendesnada.blogspot.com) con nuevo blog
Saludos

cuca dijo...

Paula, como extraño aquellas historias que me atrapaban, las que me daban curiosidad e intriga...las esperaba cual capitulo de telenovela de esas que no podes dejar de ver.

Cuántas como yo debe haber...qué será de la vida de tus hombres y qué será de la tuya...que será

Onlysmile dijo...

Gran, gran, gran, gran blog. Reírse hasta no poder más mientras se pueda.
Nueva seguidora para tí (:
Si quiers también puedes echarle un vistazo a mi blog: unavistadelmundo.blogspot.com

Roh dijo...

Holaaa.
Me acabo de hacer seguidora de la página. Con ese nombre, como no seguirla?.

Estuve leyendo algo y me pareció genial!

Volveré, y seré comments.

Anónimo dijo...

Volvé Pau!!!!!!

Gabriela dijo...

jaja muy bueno. Me encantó el texto!!

Amenlugo dijo...

la verdad me gusta este blog jajajaj
Aunque te digo algo, el Facebook fue marcado como ofensivo asi que no puedo compartirlo

VAL dijo...

ME ENCANTA EL BLOG,
HABLAR MAL DE LOS HOMBRES...
QUE BUEN NOMBRE!!
DEBERIAS SER ESCRITORA , SE TE HABIA OCURRIDO LLEVARLO A LA ESDITORIAL!!

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin
Safe Creative #0903300152342