jueves, 9 de julio de 2009

La mentira de la Cajita Feliz

O la teoría de que lo grande no viene en frasco chico
bla bla bla

La felicidad, qué tema. Algunos creen que es una sensación hormonal. Algunos la llaman endorfinas. Otros, adrenalina. Hay quienes la llaman un buen vino o una barra de chocolate. Y nunca falta quien la llame clonazepam. Pero sólo son síntomas de la eterna búsqueda de la felicidad en dosis pequeñas y fácilmente administrables.

Por eso siempre pienso que uno de los grandes inventos de la humanidad es “La cajita feliz”. A lo que me refiero no es a la hamburguesa con papas fritas, un vaso de gaseosa y un juguete, sino que me refiero al concepto de una caja que nos convida la felicidad apretujada en un pequeño recipiente de colores.

Todos queremos la cajita feliz pero no sabemos donde comprarla. Todos soñamos con saciar nuestro apetito de belleza sin límites.

Para algunos su cajita tendría adentro dinero. Otros incluirían en su menú a la salud, al éxito o a la buena fortuna. Y muchas mujeres, mucha más mujeres de las que se cree, pondrían adentro de su caja al hombre de sus sueños. ¿Pero podría existir algo así? Sin duda, la cajita felíz, más que una increíble fórmula de ventas, es una ficción literaria fantástica.

Para mí, en cambio, la felicidad sería tener la maquina del tiempo. Poder ir y volver. Retroceder y adelantar, como si los guionistas de Volver al futuro, Robert Zemeckis y Bob Gale, hubiera contemplado todas mis fantasías. Y yo también me la imagino pequeña. Con un diseño intuitivo como el de los i-pod, fácil de manejar, que ocupa un gran lugar en las góndolas de los productos de tecnología y, sobre todo, un pequeño lugar dentro de la cartera.

Supongo que eso me pasa porque siempre fui una coleccionista de recuerdos: Cómo me gustaría volver a esa tarde en la que probábamos mermeladas caseras al costado de la ruta con mi papá. La primera vez que mi primer novio me dijo “te quiero porque me importa lo que te pasa” y sentí que ese día la siesta se volvió violentamente más hermosa. Pero también pequeñas cosas, como jugar a la mancha en el patio de la primaria o el día que me compraron ese juguete tan especial.

Lamentablemente, todavía ningún científico de Massachussets inventó un producto que nos garantice la felicidad y es imposible comprarla por Mercado Libre. Parece ser que quizá no exista, aunque la idea nos deje a muchos desolados.

Pero igual, por las dudas, cuando vaya y la chica del mostrador me pregunte:

“¿Desea agrandar el combo?”, le pienso contestar que sí a ver qué pasa.


63 comentarios:

Paula, la malvada dijo...

Y me reservo los detalles, pero eso de que lo grande viene en frasco chico es un rumor que dejó correr el sexo opuesto.

lore´s dijo...

Bueno Pau, parece que de alguna manera me acompañás en el insonmio...ojala la próxima vez la felicidad quiera quedarse mucho más tiempo a tu lado!!, un beso grande. Tratá de pasarla lindo éste feriado =).
Pd: No te llamó Gastón?

Paula, la malvada dijo...

Si, la verdad que no puedo dormir. Lo demás... me gusta generar intriga. jaj

Un beso, Lore.

Fran dijo...

Genial el posteo Paula, me llego realmente y creo que todos alguna vez soñamos con ese artefacto.
No se si pecamos de nostálgicos, si vivimos del recuerdo en vez de preocuparnos por el futuro pero me encantaría volver a vivir tantos momentos...

Con respecto a la felicidad yo tranto de encontrarla día a día en los pequeños momentos, siendo jodón y sonriéndole a la vida. Problemas tenemos todos, solo que está en nosotros el dimensionamiento de los mismos.

Precisamente creo que ahí está la gracia de que nunca se invente dicho objeto, del pasado solo nos queda el recuerdo y si a veces dan ganas de volver atrás para disfrutar más ciertas cosas aprender a disfrutar lo que está por venir.

Me agarraste inspirado hoy a las 3 AM!

Dona Vendetta dijo...

Yo estoy haciendo mi cajita feliz pq como todavia no la venden, voy metiendo cada recuerdo importante en una caja para cuando sea mayor tener todo ahí y recordar los mejores momentos que he vivido.

un besito

Cuca dijo...

Hay...qué cosa la felicidad Pau, me sentaría en un café contigo para charlar por horas de este tema pero vivimos a un país de diferencia y además nunca nos veremos las caras.

ahhh pau pau, justo hoy es un día gris para mi y vos tocas estos temas jaja.

besos amiga desconocida

Cris dijo...

A veces hay que dejar de soñar imposibles y atreverse a vivir realidades.
En Atrevase a soñar, Berugo no prometía un apartamento de lujo, sino que convertía a la simple ama de casa en una mujer lista para salir a cenar con su marido.
Esas pequeñas felicidades que nuestra vida contiene y nuestros sueños ilusos nos ciegan.
Era necesario que Alondra nos pagara la cena?

Psicologa con problemas dijo...

la cajita feliz es la felicidad enfrascada, dura solo un momento pero cómo se la disfruta!!

TucuMALA

Paula, la malvada dijo...

Fran, qué lindo comment. Si... todos hablan de los pequeños momentos de felicidad. Por algo es.

Dona Vendetta, interesante ejercicio práctico para pasar por utilísima. ja . Un beso enorme

Cuca... nos debemos ese café.

Cris, no me acordaba de ese programa. Qué gracioso.

Psicologa en problemas, es como destapar una gaseosa en pleno verano caminando por el microcentro. jajaj

Paula, la malvada dijo...

Aprovecho que somos poquitos para contestar a todos. No siempre puedo.

Un besote... feliz feriado para los que tuvieron la suerte de viajar por el fin de semana. Y también para los que se quedan.

Kitty Wu -MateriaLeve- dijo...

Prefiero pensar que mi cajita feliz es como esas de correo, que vienen llenas de pelotitas de telgopor. Sé que está ahí, sola estoy revolviendo demasiado los costados y no encontrándola.

Paula, la malvada dijo...

Kitty, linda imagen. Bolitas de telgopor sueltas. Genial.

:)

Madie dijo...

Mi decisión, todos los días, es encontrar la felicidad HOY, en ese instante que estoy mirando una peli con mi novio... o en el momento que charlo con una amiga. Tengo hermosos recuerdos felices y grandes proyecciones de un futuro aún más feliz. Pero prefiero mil veces vivir el hoy y permitirme ser feliz en el momento presente. De otra manera, nada tiene sentido.

Dibujador dijo...

Me acordé con esto de lo que me pareció la cajita más feliz del mundo:la cajita del tipo ése en la película de Amélie, que ella encontró y estaba llena de juguetes. Me lloré todo en esa parte.

ohtokani dijo...

Pau, la búsqueda de la felicidad en el pasado ciertamente nos trae satisfacciones, pero también nos trae sufrimiento, ya sea porque sabemos que son cosas que no volverán o porque el pasado también está plagado de momentos ingratos.

¿Porqué a los seres humanos nos cuesta tanto desprendernos?

Dejar libre el pasado, que ciertamente nos construye, pero que no nos define; es el primer paso para vivir el presente y prepararnos para los siguientes momentos, gratos o no.

Carolina dijo...

Estaria re bueno tener una maquina de esas, quiero una.
La cajita feliz contiene mas de una cosa, podria estar ese hombre que tnato deseo uno que me haga bien de verdad, la maquina y tendria que pensar que mas.
Un besote =)

GC es un grande dijo...

si! quew bueno poder ir y volver y volver a ir..

saluditos

Paula, la malvada dijo...

Madie, tu posición es inteligente. Pero nunca tenés nostalgia?

ohtakani, cuesta desapegarse, sin duda.

Carolina, me too!!

GC, si? no?

Paula, la malvada dijo...

Dibujador, un gusto tu paso por acá!

me encantan tus cosas...

Anónimo dijo...

que lindo post.

Alejandroooo dijo...

Está bueno este post... Pero para hablar de la felicidad me gusta más esa frase del poema de Antonio Machado, que canta Serrat: "caminante, no hay camino, se hace camino al andar... y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar". Quiero decir que la felicidad consiste en hacer camino, en apuntar hacia adelante y no hacia atrás. Y trasladado esto al concepto de "la cajita feliz", yo diría que la cajita no se compra sino que nosotros mismos la hacemos y la llenamos de aquello que nos proporciona la felicidad. La idea de que la felicidad se compra en cajita es demasiado simple, demasiado trivial como para darle trascendencia. La verdadera felicidad consiste en realizarnos como individuos, desarrollando plenamente el proyecto de vida que nosotros elijamos y que nos haga sentir mejor dentro del margen de oportunidades concretas que la vida nos ofrezca. Un beso.

ALE

*Princesa Tibia* dijo...

Yo armo una cajita feliz por día: cada noche cuando me acuesto a dormir, cierro los ojos y recuerdo los momentos del día (o de la semana si no tuve tanta suerte) q me hicieron feliz, q me llenaron.
Porq si la vida no es justamente coleccionar cajitas felices día a día...entonces que es?

Anónimo dijo...

Acompañemoslo con esta cancion:

http://www.youtube.com/watch?v=HpntNDAYltM

ConTy.

Anónimo dijo...

la felicidad siempre esta..
me pasaron muchas cosas y siempre buscaba la felicidad, despues me di cuenta q' no tenia nada q buscar.. q el hombre de mis sueños era un sueño, q el hombre q tenia a mi lado no era un sueño y m hacia feliz.. ahora no esta mas. pero soy feliz, y solo tngo el motivo que es vivir intensamente cada dia, cada momento..
xq la felicidad esta para el o la q' quiere disfrutarla con todos sus sentidos..

(=

Agustina R. dijo...

Muy buen post, Paula. Te superás cada día.

Yo creo que va en las pequeñas cosas, como dijo Madie, en aprovechar cada momento y cada cosa que pasa hoy. No sirve pensar que la felicidad estuvo en nuestro pasado o va a estar en nuestro futuro. Hay que buscar la manera de encontrarla hoy.
Por supuesto que es muy difícil, todos los días pasan pequeñas cosas que no nos permiten ser felices. Victor Hugo decía algo así.

Sol dijo...

Hola, en mi blog hay un regalo para ti. Besos

la damisela combatiente dijo...

Estaría muy bien poder volver al pasado y al presente. Volver al pasado para poder revivir buenos momentos o para evitar situaciones que más tarde causarían dolor. También iría al futuro para no desitir en el intento de buscar a alguien especial...

Jesica dijo...

Hola Pau, interesante tu post, dificilmente alguien pueda leerlo sin reflexionar, o mejor sin autoevaluarse.
Yo coincido en que la grandeza de alcanzar la felicidad reside en el día a día, compartir una comida con los seres queridos, mates con amigos, cuando una criatura te saludo con un beso (de esos que hasta el mas indiferente tocan profundamente). En la simpleza de esas cosas que dejamos pasar día a día encontramos el aliento, la fuerza para vivir. A veces el brillo de lo que poseemos es tan grande que no nos permite ver, por eso es de las personas con carencias, de salud, de dinero, de afecto, de las que mas aprendemos lo afortunados q somos, y lo felices que podríamos llegar a ser solo dándonos cuenta.

Madie dijo...

Pau:

Hoy en día creo que no, no siento nostalgia.

En algún momento me plantee ese objetivo y como si fuera un ejercicio fui practicándolo todos los días.

Cada vez que un pensamiento me hacía añorar el pasado o pretender que 'x' iba a hacer un futuro más feliz, me impedía seguir adelante. Pasaba a concentrarme en el hoy, que es todo lo que tengo, es la única herramienta a mi alcance para lograr ser feliz y para vivir esa felicidad en el presente.

Obviamente guardo recuerdos hermosos de mi pasado (una cosa no quita la otra), pero jamás permitiría que estos se volvieran más fuertes que el hoy.

Como te dije, es un ejercicio, hasta que te sale sin que te des cuenta. Probalo :D

Besooo!!!

Mundo Aquilante dijo...

Antes que nada, "un buen vino y un rico chocolate" no será la felicidad pero le digo que es lejos el mejor maridaje, hasta ahora, conseguido por el elixir de uvas tintas.
La felicidad sería verme a un espejo y ver total y pura libertad, no encontrarme a los fantasmas del pasado, de los cuales uno puede llegar a arrepetirse. No creo que me sirva el i pod del tiempo.
Y tiene usted razón no creo que lo inventen, por lo que se aconseja a los niños nuevos de este mundo, conservar la inocencia y vivir el presente con euforia y profundidad, hay momentos que sólo vuelven en la memoria.

Saludos desde Mundo Aquilante!

Mundo Aquilante dijo...

Ah, Completamente de acuerdo con dibujador, en esa escena de Amelie me lloré todo y pensé salir a buscar a mi oso Jacinto por todo el mundo.

El Fantasma de Belgrano dijo...

Y usar la máquina del tiempo para que cuando nos pregunten si deseamos agrandar el combo, cueste 50 centavos, como al principio :S

Paula, la malvada dijo...

anónimo, gracias.

alejandro, ese poema desde chica siempre me gustó.

Princesa Tibia, un ejercicio intenso cada noche.

anónimo2, pienso parecido a vos.

Paula, la malvada dijo...

Agustina R, claro. Entiendo tu punto de vista.

gracias, Sol.

Damisela, todos fantaseamos con eso alguna vez.

Jesica, y llegar cansado después de una linda tarde.

Paula, la malvada dijo...

Madie, yo creo que es importante del ejercicio de recordar. Venimos de un lugar y vamos hacia otro. La mayoría de los comments dicen algo así como lo que vos exponés. Para mí no me cierra ninguna de esas posturas. Ni "Vive el hoy" ni "Morirás mañana". Frases como esas nos llevan a ser negligentes con los otros, a no cuidar el medio ambiente. Si me parece ser conscientes de nuestra finitud pero ningún extremo es bueno.

Paula, la malvada dijo...

mundo aniquilante,"un buen vino y un rico chocolate no será la felicidad pero le digo que es lejos el mejor maridaje". Excelente aporte. - A mí también esa escena de Amelie me fascina. Me dieron ganas de verla hoy!

fantasma de belgrano, el uno a uno nos pegó en el subconsciente. jaja

Paula, la malvada dijo...

Bueno, yo no soy una experta. Pero me parece que lo que es errado es el concepto de felicidad y todo lo que nos moviliza como seres humanos. Yo creo más bien en la alegría.

La busqueda de la felicidad me parece ilusoria. Pero por ahí soy media mala onda, no?

Aún así a veces fantaseo. Lo tengo que admitir. :D

Andrea dijo...

Hermoso post. Gracias, Pau.

Jote dijo...

yo tb filosofe mucho acerca de la felicidad.. hay un post en mi blog por si queres leer. pero creo q no existe la receta.. no hay combo.. o al menos los ingredientes del combo van cambiando a medida q van pasando los años y uno va creciendo.. las prioridades cambian los gustos etc

y coincido con vos.. quiero la maq del tiempo .. cuantas cosas hubieran cambiado!!!
ajjaa
beso

Euge dijo...

"Ni esa comida recalentada, la memoria-" (Julio Cortázar)
Es verdad Pau, en un capítulo de Gilmore Girls (en esa serie yo encontré tantas cosas) Lorelai le dice a Luke que ella realmente quería "the whole package", el paquete completo, como lo pintan en las películas con final feliz, ese marido que sonríe en las fotos... Pero no sé. Tenés razón. No es tan así, cada uno proyecta su propio futuro, aunque tal vez no resulta siempre como uno lo imaginó, siempre que llovió, paró. Y todo pasa por una razón.. para mí este blog va a tener final feliz, y nunca más vas a tener que hablar mal de los hombres.

Euge dijo...

Ah, y si puedo agregar... ningún paquete nos garantiza felicidad para toda la vida, para mí también está el estar feliz, estar alegre por cosas chiquitas como un café y un día soleado.

Desert69 dijo...

No, la máquina del tiempo no se compra en MercadoLibre... se vende en eBay: http://www.whattheheck.com/ebay/timemachine.html

Anónimo dijo...

lA FELICIDAD...PEQUEÑOS MOMENTOS:
UN ATARDECER DE VERANO LEYENDO UN BUEN LIBRO CON SIGUR ROS DE FONDO; UNA CENITA CON VELAS CON ESE ALGUIEN QUE TE HACE SENTIR ESPECIAL; UN REENCUENTRO CON LA FAMILIA QUE SE VALORA MAS CUANDO ESTÁ TAN LEJOS; LA SENSACIÓN (POCAS VECES ALCANZADA) DE ESTAR EN PAZ Y SIN ANSIEDADES.
MOMENTOS MAS LARGOS O MAS CORTOS PERO QUE TE HACEN SENTIR COMPLETA Y BRILLAR LOS OJOS MIENTRAS LA SONRISA TE DESBORDA.
MARIANA

Fran dijo...

Interesante tu análisis entre la diferencia de felicidad y alegría.
Me dejó pensando...

Madie dijo...

Pau:

Creo que estamos hablando de cosas diferentes o al menos, evaluando el tema desde puntos de vista distintos. Al punto de que me cuesta relacionar lo que te dije con tu última respuesta.

Mi postura no es extremista y no trae aparejado lo que vos mencionás. "Vivir el hoy" no me hace negligente con el otro ni me priva de recordar o planificar para el futuro. Es más "vivir el hoy" en mi idea, no significa no pensar en el mañana, disfrutar como si fuera el último día, blabla. Implica principalmente pensar que la felicidad la puedo encontrar hoy. Punto. Y eso no quita que aún así planifico mi futuro, recuerdo mi pasado, me hago responsable por las consecuencias de mis actos para con los demás, etc.

Para mí ahí es donde está el equilibrio.

Espero haberme explicado.

Beso! :)

Madie dijo...

En cuanto a lo que dijiste de que lo que se busca es alegría y no felicidad... quién tiene una defición exacta de lo que es felicidad? La felicidad, así como el amor y otros conceptos, es subjetiva... A veces hay "puntos en común", pero después hay matices. Quizás lo que necesitás es encontrar qué es la felicidad para vos y detectarla en tu vida. No buscar un "ideal" de felicidad que ni siquiera lo creaste vos.

En fin... beso!

Memi dijo...

qué lindo q seas una coleccionista de recuerdos! es que queremos poseer nuestro pasado, y sólo lo podemos hacer cuando lo amamos. para amar hay que recordar, no? besoo

Guadaesunserextraño dijo...

QUERIDA!! el próximo video que haga va a ser para tu blog! ya lo estoy pensando!

Hija del Rigor dijo...

Me considero una completa coleccionista de recuerdos. =)
Un beso!

Anónimo dijo...

la felicidad es momentanea..una sensacion, como lo son miles.. tristeza, alegria, se puede tratar de estar lo mejor posible, pero dado q los humanos en gran mayoria somos seres totalmente inconformistas, me resulta casi imposible creer q una persona es las 24hs de su vida feliz.
Si hay cosas, momentos, que nos hacen inmensamente felices..

Maite dijo...

A mí me hacen feliz esas pequeñas cosas que me suceden... Y vale como ejemplo un nuevo post cuando entro a revisar tu blog.
Un abrazo de osa para vos Pau.

julo dijo...

Pero si la felicidad no existe, ¿qué nos queda? Prefiero creer en ella, por más ilusorio, estúpido, naif, inocente y errado que esté. Digo, ¿no?

Me encantó la entrada, igual :)

Anette dijo...

Muy buen post.
Coincido con los que dicen que la felicidad la podemos encontrar a veces en envases "chiquitos", refiriéndose a pequeños momentos que nos recuerdan lo lindo que es vivir.

Hace poco más de un mes me encontré en momento infeliz por donde lo miraras. A mi marido lo despidieron, mi abuela amada se moría y a mi me descubrieron una porquería gracias a la cual mis sueños de maternidad se verán postergados por un tiempito...

En medio aquel tango, y después de un día realmente espantoso, llegué una noche a mi casa y encontré la mesa puesta con dos velita y a mi marido cocinando. Era nuestro sexto aniversario. Yo ni me acordé...
Cuando me ofreció una copa de vino lo abracé y sin decir nada, lloré un ratito.

El que nos viera, sabiendo lo que nos estaba pasando en aquellos días, pensaría seguramente que lloraba de tristeza, de angustia o miedo.

Pero yo les juro, que en ese momento, lloré de felicidad.

robertita - dijo...

jajaajajaj
Muy bueno. Y 100% verdadero. Yo quisiera tener tambien una maquina del tiempo. Suelo vivir con los recuerdos atados al cuello, pero nunca serán lo mimos en mi memoria que vividos.

Lu ♣ dijo...

A ver... en mi caso y relacionando todo con mc donals, lo unico que podria pedir seria: "una vida, con papas grandes, please" :)

Mejor Hablar De Ciertas Cosas dijo...

Yo no tengo una cajita feliz, tengo al mejor, tengo varias cajitas, no son completas, pero son y me ponen feliz.

Seguro que los que no me leyeron escribirte aca y leen mi blog piensan que soy un cerdo machista que odía a las mujeresssss.

No saben lo bajo que cai y ahora subiiii

Mejor Hablar De Ciertas Cosas dijo...

Y te digo, todo lo malo de las citas no le gana al 10% de lo que encontrassssss.

contentttttooooooo.

cafecortadocontresdeazucar dijo...

Yo tambien soy una gran coleccionista de recuerdos.

Paula, la malvada dijo...

euge, siempre me gustó esa frase de córtazar.

Desert69, ¿te la compraste?

Madie, creo que más o menos nos entendemos entonces. besito

Paula, la malvada dijo...

A todas las coleccionistas de recuerdos como yo les mando un abrazo.

Paula, la malvada dijo...

Pero vos, Anette, con ese comment me conmoviste.

:)

La Vida en Rojo dijo...

Hola!
Me encantó tu post :) La verdad es q a mí too me gustaría tener una máquina del tiempo... haría tantas cosas diferentes.
Pero bueno, no me quejo xq digamos q en parte ya conseguí mi cajita feliz :)

Anónimo dijo...

Si fuera tan fácil conseguirla no nos daría ese gusto infinito y fugaz de cuando la tenemos en nuestras manos aunquesea por un rato...
Por suerte que a veces aparece de sorpresa alegrandonos el día cuando no hubieramos tenido plata para comprarla.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin
Safe Creative #0903300152342