jueves, 30 de abril de 2009

The way we were


bla bla bla
Flashback 2005

La tercera vez que nos vimos él estaba más nervioso que la primera vez. Me bajé del colectivo y lo vi en la esquina que habíamos pactado. Me acerqué y él me miró con la sonrisa más honesta. Todavía yo dudaba. No estaba segura. ¿Quería seguir conociéndolo? ¿Era él lo que yo necesitaba para ese momento de mi vida?


Unos días antes, casi sin motivo, había estado pensando en los muebles antiguos. Adoro los muebles antiguos. Toda su solidez. Muebles de una época donde las cosas necesitaban espacio y tenían peso. No lo digo en sentido figurado. Quien tenga una mesa antigua sabe de lo que hablo. Los muebles antiguos son grandes y pesados. Nacieron pensados para familias numerosas en una época donde se compraba una mesa para que durara. No sé si por eso me gustan los muebles antiguos. Tal vez me gustan porque me trasladan emocionalmente a la casa de mi abuela. Sus objetos delicados. Sus espejos barrocos. Sus copas en la repisa. Tal vez por todo eso. Pero supongo que había algo más. Un deseo profundo. Algo que buscaba en ese momento de mi vida. Por ahí era la necesidad de algo real, algo que permaneciera a pesar del paso de tiempo y los cambiantes estados de ánimo. Por todo eso, o tal vez sólo por casualidad, tan sólo unos días antes, mientras viajaba en colectivo, había tenido la fantasía de conocer a alguien con quien salir a mirar muebles antiguos.


El me estaba esperando en una esquina. Llegué y me saludó con alegría. Estaba nublado y todas las cosas tenían esa luz cansada de los días nublados. Caminamos juntos costeando las vías del tren. El sonría por cualquier cosa y me hablaba del lugar donde había crecido. No preguntaba mucho. Eso me gustaba. Hacía de cuenta que me conocía. Eso me sorprendía. Yo hacía de cuenta que él me conocía. Eso me extrañaba. De pronto, casi sin motivo, paramos frente a una vidriera. Un tienda de muebles antiguos. Yo me quedé mirando una muñeca de porcelana que estaba al lado un delicado juego de té. Y entonces, de reojo, lo miré, y sin que yo le dijera nada, casi como si me leyera la mente, me preguntó:

Mr. Wrong:
- ¿Entramos?



En ese momento sentí que sí, que quería entrar, que quería seguir. Y me sentí completamente segura de que lo quería a volver a ver.

Después, pasado el tiempo, los meses de noviazgo, me di cuenta de que en realidad a él nunca le gustaron los muebles antiguos.

Fingió interés sólo para conquistarme.

41 comentarios:

Paula, la malvada dijo...

Y digamos que ahí empezó todo.

XXX dijo...

a mí tambien me gustan esa clase de muebles. que loco que justo te preguntara eso. ¿sería el fucking destino?

Cori dijo...

ahhh no, todo bien... pero conta q paso despues del tequilazooooo

Anónimo dijo...

La primera vez que comento y no voy a dejar nada memorable, como el polvo en el aire es esto.
Saludos y besos que cuando se te necesita estas.

Squenun

Cori dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
naka dijo...

mmm no digo que los hombres seamos una mierda...
pero por lo que conosco la mayoria suele ocultar intenciones

espero algun dia entender mas este mundo

Solchis dijo...

porqué siempre hacen o dicen algo que te convencen de que queres volver a verlo?
cómo saben lo que tienen que decir?

esa situación la estoy viviendo ahora y me exaspera porque sé que es así! pero mi cuerpo va a un lado, el cerebro a otro... desastre!

besos!

pela dijo...

Una pequeña mentira siempre vale para conquistar a alguien.

Semana Onírica dijo...

Ay no, ay no, qué maloso.

Pablito dijo...

Y como sabia lo de los muebles? Tu mirada? Se lo contaron?
O adivinó?
Yo tengo varios de esos, espejos gigantes, roperos descomunalmente inservibles, mesas torcidas. Mi casa es un maldito museo del 1900.

Flora dijo...

Increible lo que hacen los hombres para conquistar una mujer.

Srita. Amor dijo...

Esas son cosas que los hombres suelen hacer para engancharnos, siempre te terminas desilusionando a lo largo de los meses cuando te lo cuentan, porque no lo mantienen en secreto asi guardamos eso especial que tenían.
Estoy intrigada por saber que paso en el bar con el!! Saludos!

Sil dijo...

Y está mal que haya fingido interés en los muebles para conquistarte?

Natalia Alabel dijo...

Bueno Paula, fingir interés en algo para que te den bola es lo más normal del mundo! No podés reprocharle eso, una mentirita de esas es perdonable.

Blmp dijo...

SON TODOS IGUALES

eterno sindrome pre menstrual dijo...

vele el lado positivo

quería conquistarte
y entro en unlugar que no le interesaba

le doy crédito por eso
jaj


saludos!
v

Paula, la malvada dijo...

Aunque tal vez parezca, este relato sólo forma parte de una anecdota, no de un reproche. Como algo que para él fue insignificante, para mí fue algo transcendente y que definió el curso de las cosas. ¿Fue una casualidad? ¿O es precisamente una de esas clases de anecdotas que te dicen que no hay que creer en las casualidades?

:Guille: dijo...

Que horrible!

Mente Ridícula dijo...

No fingió interés en los muebles, en realidad, porque no te dijo "Cómo amo los muebles antiguos"...el tipo, en lo que estaba interesado evidentemente era en vos!

La solitaria dijo...

Todo un estratega el muchacho... Y bueh, que se le va hacer!

rocha. dijo...

Odio las casualidades proque em hacen sentir mal, y estoy totalmente intrigada... qué pasó después del tequila?! Te entiendo con lo de los muebles, a mí me pasa algo parecido también.
Mua!

Solchis dijo...

las casualidades no existen.. o por lo menos estoy muy convencida de ello.

Sofy M dijo...

No me parece mal que se haga el interesado en algo que no le interese para llegar a vos.Besos

SI--KLOTIMIKA dijo...

PERO ENTONCES... si ahi empezo todo.. EMPEZO TODO CON UNA MENTIRA...

me paso igual... no quise reconocerlo nunca

LS dijo...

Casualidades o Causalidades?????

q paso despues del tequila??????

Cuca dijo...

Embustero

Fran dijo...

Linda historia Pau, igualmente es inexcusable el comportamiento del señor y no creo que me vaya a caer bien alguna vez.
No se si lo haces conscientemente pero al igual que todas las mujeres, sos una gran desviadora... Cada vez que me tenés atrapado con algún hecho esperando el próximo posteo aparece algo nuevo más atrapante aún y mi antigua curiosidad se renueva pero sin haber cerrado el capítulo anterior... No se si entendió pero bueno.

Buen finde largo Pau !

Jote dijo...

y eso es bueno o malo??
un poco tierno en el fondo
besos

Flor dijo...

Todas caemos... y todas hubiéramos caído de ser vos y haber estado en la misma situación.

Mi idea es que todo pasa por algo.

Saludos :)

vickydu dijo...

Típico de los hombres, mentir para quedar bien...TI PI CO ¬_¬

Anónimo dijo...

por que pones el titulo en ingles?

sebas dijo...

todas caen y todos caemos.

Maga dijo...

Sí, sí, yo quiero saber después del Tequila!

Paula, la malvada dijo...

Puse el título en inglés porque es una película hermoooosa que le recomiendo a todos.

Barbie, como él me llama dijo...

Difinitivo yo creo q no se debe de creer en las casualidades.... todo planeado.........

el pelado es un chico malo.. pero el problem es que adoramos a los chicos malos... jejeje

LS dijo...

Che Se enteraron?? perdon q salga de colgada eh pero se q mucha gente q lee este blog segia a LG... Me quede HELADA... NO LO PUEDO CREER.
Perdon Paulita por expresar lo q siento aca pero quiero compartir mi angustia. ahora me decis q vos sos Carolina y a la miercoles todo!!!!

Agus dijo...

son caca los hombres, pero... men happen. que le vamo a hacer?

hoy los odio de nuevo.

QSUM dijo...

Cuantas cosas hacemos para complacer al otro? es eso tan malo?

Paula, la malvada dijo...

LS, ¿y de dónde sacaste eso?

Paula, la malvada dijo...

mente ridícula, es así. lo acepto y eso me gustaba mucho de él. que a veces hacía cosas que no le interesaban tanto sólo para verme feliz. Qué buenas épocas.

LS dijo...

Paulita lo dijo ella misma, en los 3 Blogs... me kede Helada!!!!

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin
Safe Creative #0903300152342