sábado, 31 de enero de 2009

¡A jugar!



De chica era bastante tímida, tanto tanto... que bastante es un artilugio literario solamente. Mamá siempre me decía: "Vani, tenes que salir, así nunca vas a conseguir novio encerrada en casa" No es que ella me impulsara a noviar... ese impulso (empujón) empezó a darmelo sólo cuando cumplí 30 y por tener muchas ganas de ser abuela.

Un día, sin embargo, para mi sorpresa, la realidad la contradijo. Frente a mi casa se mudo quien fue mi primer amor. Mi vecinito de enfrente... ustedes saben, los zapatitos me aprietan, las medias me dan calor... y el vecinito de enfrente me tiene loca de amor.

Sin embargo, aún cuando un vecinito libre y buen mozo golpeó a mi puerta, eso no significó que le haya abierto la misma al amor. En lugar de eso, yo le contesté, casi sin titubear, mientras él me decía que tenía un novio para mí... "yo no quiero un novio". Sistemáticamente respondí "NO" a todos aquellos a quienes hubiera querido decirles "SI" durante buena parte de mi vida. ¿Por qué? Por miedo.

Castañeda habla de cuatro demonios a vencer por el hombre a lo largo de su vida: el primero de ellos el miedo. Yo he logrado identificarlo, he logrado hacerle frente aunque no siempre encuentre armas suficientes para vencerlo.

La primera forma que encontré de hacerle frente fue a partir de la confianza. No sólo la confianza en aspectos superficiales de mi persona, sino la confianza en mi capacidad para establecer vínculos y mi valor como ser pensante y amante -si es que el término aplica-. A partir de esta confianza he salido al juego con un ansía de goce y de diversión. A muchos podrá no gustarle lo que hago... pero la confianza tiene también que ver con la capacidad de aceptar que no le gustaremos a todo el mundo y que, en definitiva, si seguimos lo que nos dicta nuestro corazón daremos con quien esté en condiciones de comunicarse con él.

Vanina

http://www.derechoaroce.wordpress.com


13 comentarios:

Julia dijo...

Hola Vanina,

Me encantó tu relato, es muy tierno y muy sabio.

Besos!

Brutus dijo...

Hola Vani! Te encuentro en todas partes!!
Vení cuando quieras a visitarme, yo te invito a jugar en casa.

Anónimo dijo...

Me cuesta explicar algo.

quiero ver si puedo empezar por un principio, no uso blog, pero ya hace mucho leo tu blog, me despierta una pasión me atrae tu forma de decir las cosas Paula.

el tiempo pasa mas rapido cuando te leo, y me agrada mucho, mas el dia de hoy. Dichoso el hombre que este con vos y perdoname que te lo diga, yo siento que una parte de mi esta enamorado de vos.

cuanto me gustaria poder intercambiar unas palabras con vos...

y aunque sea, asi contarte que puede sentir uno de tus lectores, como solo contando cosas tuyas podes despertar cosas en un hombre.

cuando me acuesto recuerdo lo que lei en tu blog y me duermo con la amarga sensacion de no conocerte.

de todos modos, dejo un mail.

aea_quilmes22@hotmail.com

Anónimo dijo...

escribi en la ultima publicación ya que es la que seguro van a leer.

bueno, saludos :)

adiós.

like a virgin! dijo...

odio los miedos.

víctima de ellos, siempre...

Pable dijo...

Srta Vanina:

Sensible relato. Me dejo con ganas de mas.

Pable (no necesito invitarla a mi blog)

Anoia dijo...

Me encantó.
Un beso.

Fran dijo...

Me dejaste con la duda de los otros tres demonios porque el primero me pareció muy cierto.

¿ Quien no tuvo miedo de algo y después se pusó a pensar en el porque ? Lo importante es superarlo

Falangista Aburrido dijo...

Gracias.

Estivalia dijo...

Muy bonito el relato y debo decir que tu forma de escribir me resulta adictiva, voy a regresar...

CabezaDeNispero dijo...

Me encanto el relato de Vani...
Encontrarme a la Blonda, a la capi por aca...

Me gustaba este blog, y ahora me gusta mas, compartir el espacio es un gran gesto...

Asique me hago seguidora, y te formo los 3 patitos (soy la asociada nro 222) como los fósforos...



Besos

Paula, la malvada dijo...

Vani, me alegra haberte convencido y traerte de vuelta a la blogoesfera!

Gracias por tu participación!

Anónimo dijo...

uy no puedo sentirme mas identificada con eso, tambien estoy en el proceso de intentar mirar al miedo de frente.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin
Safe Creative #0903300152342